Niveles automóviles autónomos

Existen seis niveles de automóviles autónomos según La Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE). La norma respectiva es la SAE J3016.

Nivel Cero: El automóvil no tiene ningún sistema que tome el control del mismo, a lo sumo tiene alertas, como puede ser alertas de proximidad, fallas en el funcionamiento del motor y del resto del vehículo, como estadod e frenos o presión de neumáticos.

Nivel uno: Incluso existen desde hace muchos años, como por ejemplo sistemas electromecánicos de control de crucero, asistentes de estacionamiento. Más recientemente control de carril y control de tracción.

Nivel dos: Semiautónomo, denominado “Hand Off” (Sin manos) El conductor debe permanecer en alerta por si en algún momento tiene que tomar el volante del vehículo, el sistema debe tener un fácil desactivador de la conducción automática. El Mercedes Benz Clase E es un ejemplo de vehículo autónomo nivel 2

Nivel tres: Autónomo en entornos controlados “Eyes off” El sistema debe ser activado por el conductor, ya que por defecto viene desactivado. Solo se puede activar en entornos como autopistas. El conductor puede realizar otras tareas, como enviar mensajes de texto o ver una película. La velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora. El Audi A8 Luxury Sedan es un ejemplo de automóvil autónomo nivel 3.

Nivel cuatro : “mind off” El conductor o pasajero puede incluso dormir mientras el automóvil realiza su viaje. Sin embargo este tipo de conducción autónoma solo es posible en espacios limitados llamados “Geovalla” Si el conducto no retoma el control del auto cuando se requiera, el mismo tiene que poder por sí mismo estacionarse en lugar seguro.

Nivel cinco : No requiere intervención humana alguna, por ejemplo Taxis totalmente autónomos.